Sucre al día

Sucre celebró sin violencia el comienzo de la navidad

Publicado el

4

“¿Dónde está la gente de Petare?” Se podían escuchar dos voces emocionadas alargando la última vocal de la frase tanto como sus pulmones les permitieran y sobre la tarima se veían la melena platinada de Camila Canabal y la figura abultada de Juan Carlos García y antes de que terminaran de pronunciar las palabras estalló un sonoro saludo de parte de las 7 mil personas reunidas en la Av. Principal de Los Cortijos para disfrutar del meneo de la salsa y los apretones del reggeaton.
Sin muchas introducciones, exactamente a las 2pm,  la tarima recibió a los ganadores del primer concurso de salsa organizado por la Alcaldía de Sucre, El Gran Grupo, que después de alzarse con el título en un festival celebrado en el Centro Histórico de Petare y servir de teloneros a Rubén Blades y Marc Anthony, inauguraron también este concierto con canciones propias que sirvieron para despertar los músculos aletargados de los asistentes y prepararlos para 8 horas de baile.
El flujo de personas se mantuvo incesante desde el único acceso peatonal que bajaba desde la Av. Francisco de Miranda, justo al lado de la estación de metro Los Cortijos y el primer detalle que se hacía presente era la presencia de los cuerpos de seguridad municipal y estatal custodiando a todos los presentes y la conducta ejemplarmente cívica de los habitantes del municipio que permitió terminar la velada sin rencillas ni violencia.
Los siguientes en escena fueron los chicos de Calle Ciega, que le imprimieron un tumbao rítmico a las caderas, una cadencia acelerada a los hombros y despertaron un interés inusitado de los caballeros hacia las “cachorritas” que dejaban el cuerpo sobre el escenario junto a  los intérpretes de la banda mientras cantaban los mayores éxitos de su pasado merengoso y de su presente urbano.
Inmediatamente después, para celebrar con el rigor debido este concierto navideño, le tocó el turno a Maracaibo 15, que descargó decibeles impregnados de espíritu decembrino en la voz de Betulio Medina mientras le cantaba a Amparito, al Año Viejo, a la Negra del Tamunangue e imponían la celebración en el municipio Sucre que para esta oportunidad tenía motivos para celebrar por partida doble: la navidad y el aniversario de la gestión del alcalde Carlos Ocariz.
Cuando el sol estaba oculto y los cuerpos se apretujaban en mayor número sobre Los Cortijos ya era Malanga el encargado de poner la nota pop al concierto. Y no faltaron intervenciones del propio alcalde Carlos Ocariz que aunque cantó Latin Lover se confesó incapaz de seguir la letra de De Caracas a Madrid, lo que no impidió que todo el público siguiera a coro la mayoría de las canciones del grupo.

A medida que transcurría la noche, las expectativas crecían ante la inminencia de los “platos fuertes” de la cartilla de talentos que tenía preparada la Alcaldía. Víctor Manuel fue el próximo en hacer sonar su música en la noche capitalina, su intervención, que era una de las más esperadas de este sarao, se convirtió en una emotiva celebración del sentir latino al cerrar con el éxito de la fallecida Celia Cruz La Vida es un Carnaval.
Pasaban las siete de la noche cuando en el cielo se escuchó el retumbar de los cohetes y un juego de luces impresionante para darle la bienvenida a la navidad, lo que a su vez sirvió de antesala para una percusión impecable y la calva reluciente y morena tomó el escenario con un torrente de voz inconfundible, Oscar de León era el broche dorado que la noche reclamaba. El alcalde Ocariz compartía junto a la primera dama municipal sobre la tarima y el Sonero del Mundo no perdió oportunidad de dedicarles el tema Somos Novios, al que le siguieron La Mazucamba, Frenesí, para terminar con Detalles y las palabras del clausura del alcalde que deseó a todos una feliz navidad y felicitó al pueblo de Sucre por su espíritu alegre y emprendedor.

Esta entrada fue publicada en Noticias.