Sucre al día

Estamos dispuestos a derrumbar muros en Sucre, que todos nuestros vecinos sean propietarios, dueños de sus viviendas

Publicado el

aniv1Vecinos del Casco Colonial de Petare y de todo el municipio Sucre fueron parte de la celebración de los 25 años de la caída del Muro de Berlín, en Venezuela, al conocer historias e imágenes de testigos de primera en las inmediaciones de la Plaza Sucre.

Un conversatorio sobre el antes y después de la división alemana y su significado para el mundo, un acto simbólico con la apertura de un mural pintado por niños, gracias a la colaboración del grupo artístico “Taller de Bicicletas”, y la exposición fotográfica “Grietas Invisibles” del venezolano Jorge Castillo, en el Teatro César Rengifo, fueron posibles gracias al auspicio de la Embajada de Alemania en  Venezuela, el Goethe Institut, la Fundación Konrad Adenauer y la Alcaldía del municipio Sucre.

El representante de la Embajada de Alemania, Cristoph Bundscherer, expresó su alegría por celebrar el vigésimo quinto aniversario de la caída del Muro de Berlín. “Es interesante ver como el pueblo de Petare tambiénse interesa por este evento histórico que es ejemplar no solamente para la historia de Alemania, sino para el mundo entero, la división entre ideologías, entre pueblos, se había separado, levantado en esa época no solamente un muro que dividía Alemania, sino toda Europa y todo el mundo”.

Indicó que la falta de libertades de expresión y política, de derechos humanos y el atraso económico motivaron los reclamos del pueblo alemán y la derrota de la división. ”Con el Muro cayó el régimen comunista y se abrió el camino para una Alemania unida, sin derramamiento de sangre, una Europa unida con mayor responsabilidad. Muchos muros no son de piedra, como los de la intolerancia y la exclusión. Todos esos muros deben caer”, afirmó Bundscherer.

Mientras que Erik Becker Becker, último Embajador de Venezuela en Berlín Oriental, recordó aquel momento como uno de los más felices de su vida. “Vi como se reencontraban una madre que no había visto a su hijo desde hacía 30 años, porque el muro no se lo permitía, abuelas que nunca habían conocido a sus nietos, porque estaban cada uno de un lado del muro, y al cumplirse los 25 años de la caída del Muro de Berlín, solamente pensamos que los muros se pueden derrumbar, se pueden eliminar, yo deseo para el mundo entero, que se limen todas las barreras que tanto afectan a la humanidad, en Berlín se demostró que sin una sola gota de sangre, se reencontraron ideologías totalmente opuestas entre sí, se reencontraron pueblos entre sí, o sea que si es posible lograr la paz en el mundo, Berlín indudablemente es el gran ejemplo para el mundo”.

Quien fuera concejal del municipio Sucre, resaltó que después de ese hecho histórico se pudo construir la casa europea. “Hoy en día la UniónEuropea son 28 naciones que están todas unidas bajo un solo concepto, por eso celebro que aquí en Petare y gracias al Alcalde Ocariz tambiénde que haya tenido esta iniciativa estemos recordando de que aquí también en Venezuela, en Petare, vamos a derrumbar los muros porque vamos a reencontrarnos la gran familia venezolana”.

avi2El Alcalde del municipio Sucre, Carlos Ocariz, manifestó que tal como en Berlín hace 25 años, “tenemos un muro grande, complejo, cada vez más alto que es el muro de la propiedad, porque durante décadas, mucho antes de este gobierno, mucho antes inclusive del comienzo de la democracia, en Venezuela, y sobre todo en las ciudades grandes, como Caracas, se empezó a construir un muro que separaba a aquellos venezolanos que tenían acceso a la propiedad, con aquellos venezolanos que no tienen acceso a la propiedad, no son dueños de donde viven, y hablar de eso en Alemania es imposible, o en cualquier país desarrollado, donde la propiedad es muy clara, es muy transparente, pero en los países en vías de desarrollo la propiedad es muy complicada, muy compleja, es por eso que se llenaron nuestros barrios, nuestras comunidades, 50, 60 años de gente viviendo en esas comunidades, que viven allí pero no son dueños de allí, que viven allí pero no tienen la propiedad de su casa para poder ir a un banco a pedir un crédito, para emprender un negocio o mejorar la vivienda, por ejemplo, sin el título de propiedad ni siquiera pueden dejarlo en herencia a sus hijos, a sus nietos, legalmente la casa, porque no es su casa formalmente, pero tampoco el terreno es de los que originalmente era el terreno, entonces es una crisis completa de legitimidad. Estamos dispuestos y actuando para derrumbar ese muro, que es que todos nuestros vecinos de Sucre sean propietarios, sean dueños de su vivienda, y eso, no solamente es una demostración de cambio, sino de futuro, de progreso y, por supuesto de esperanza, eso es lo que nosotros queremos un país de propietarios, para tener un país de propietarios tenemos que tener un municipio de propietarios, y eso es parte importante de los muros que tenemos que derrumbar. Hace 25 años, en el año 89, cuando se derrumbó ese inmenso muro, que mucha gente decía imposible que se cayera, y se cayó solito, sin que nadie, sin que ninguna persona resultara herida, sin ningún muerto, era imposible pensar que ese inmenso poder rojo que había en aquel tiempo en la Europa Oriental, podía ser desplomado de la noche a la mañana sin derramar una gota de sangre, y pasó”, señaló en su discurso el burgomaestre.

A estos asistieron también representantes de la Fundación Konrad Adenauer y el concejal Andrés Scholoeter, entre otros. Las fotografías de Jorge Castillo, que muestran a Berlín una semana antes de la caída del Muro de Berlín quedarán a disposición del público en la exposición“Grietas Invisibles”, en el Teatro de Petare, César Rengifo, hasta el próximo 7 de diciembre de 2014.