Sucre al día

A nuestros vecinos:

Publicado el

Sabenpe1El pasado domingo en el patio de SABENPE, ubicado en Julián Blanco, se generó un incendio que aún no ha podido controlarse, a pesar de los esfuerzos de los Bomberos del Distrito Capital. Aunque las Alcaldías no cuentan con cuerpo de Bomberos, apoyamos con nuestro personal de Protección Civil, del Instituto Municipal Autónomo de Protección y Saneamiento Ambiental (IMAPSAS) y la dirección de Obras, Mantenimiento y Servicios de la Alcaldía.

Como se recordará, más de 16 mil toneladas de desechos permanecen represadas allí desde hace más de un año, cuando un grupo de trabajadores de la empresa Sabenpe, tomó arbitrariamente las instalaciones del patio, por conflictos laborales con su patrono, ajenos a nuestra administración.

Con esta medida, además de impedir el acceso a nuestros funcionarios, para retirar los desechos, el sindicato mantiene secuestradas 25 compactadoras, 3 unidades Jumbo, 3 Volquetas y un Paylober, propiedad de la Alcaldía. 10 de estas máquinas fueron incendiadas en extrañas circunstancias el 8 de febrero de este año. La Fiscalía atribuyó la responsabilidad de este hecho a dos niños de 7 y 10 años de edad.

Preocupados por esta realidad y conscientes del daño ambiental que esto puede generar, hemos, responsablemente, dirigido 24 comunicaciones a los entes involucrados en el área -Fiscalía y Ministerio Vivienda, Hábitat y Ecosocialismo-, advirtiendo que la basura allí acumulada está generando gas metano y el riesgo latente que eso implica para nuestros vecinos, en especial quienes viven en Julián Blanco, Palo Verde y Lomas del Ávila. Queremos entrar al patio de transferencia y recoger la basura allí acumulada, pero, hasta ahora no hemos recibido respuesta por parte de estos organismos del Estado.

A pesar de las trabas, hemos logrado optimizar nuestro sistema de recolección de desechos. Para seguir avanzando, iniciamos la construcción de nuestro propio patio de transferencia, que nos permitirá reducir los tiempos de limpieza y evitar el desgaste de las máquinas que actualmente deben viajar 100 kilómetros hasta La Bonanza. Con esto mejoraremos considerablemente la calidad de vida de todos nuestros vecinos.

Ofrecemos disculpas por la incomodidad y las molestias que este incendio pueda generar.

¡Seguimos trabajando!

Carlos Ocariz