Sucre al día

Iniciamos ciclo de limpieza preventiva de quebradas y torrenteras

Publicado el

Saneamiento2A través del Instituto Municipal Autónomo de Protección y Saneamiento Ambiental (IMAPSAS), realiza el segundo ciclo de limpieza de quebradas y torrenteras de este año, con el fin de retirar basura, material vegetal y objetos que caen o son depositados en los cuerpos de agua. Este plan se ejecuta con el fin de evitar desbordamientos en Agua de Maíz, Tócome, Santa Eduvigis y Caurimare, ante la inminente llegada de la temporada de lluvias.

“Hace unos meses, específicamente en febrero, comenzamos el primer plan operativo de saneamiento de las cinco grandes quebradas que atraviesan el Municipio, y de las más de mil torrenteras que tenemos aquí en Sucre. Las labores consisten  en la limpieza del cauce, desmalezamiento, poda –para evitar que caigan ramas y material vegetal- y retiro de todo lo que es desechos sólidos, utilizando motosierras, desmalezadoras y todos los equipos necesarios para poder cumplir con estas labores”, aseguró el presidente del IMAPSAS, Iván León.

León explicó que durante esta segunda etapa ya se limpiaron las quebradas Caurimare y Tócome y, en las próximas semanas, las labores se extenderán a Agua de Maiz y Santa Eduvigis. En estos trabajos participan entre 60 y 70 obreros del IMAPSAS, que además reciben la colaboración de trabajadores de la Fundación para la Conservación Metropolitana (FUNCOME).

Saneamiento1“En esta jornada, acá en Los Chorros, estamos terminando los trabajos de saneamiento en la quebrada de Tócome, aprovechamos para hacerle un llamado a los vecinos para que eviten arrojar desperdicios, porque estos afluentes no funcionan como depósito de basura ni cachivaches, sino para recibir agua de lluvia o de otras vertientes”, comentó el presidente del IMAPSAS.

El personal de limpieza ha retirado hasta ahora casi dos mil metros cúbicos de desperdicios de los afluentes durante los trabajos del primer y segundo trimestre de 2015. A finales de año se tiene estimado realizar un tercer ciclo de saneamiento, posterior a la temporada de precipitaciones.